los jóvenes y las redes sociales
Los jóvenes y las redes sociales: una relación inevitable, pero manejable
junio 7, 2017
la felicidad en el trabajo-taller-corporativo-felicidad-laboral
La felicidad en el trabajo: un activo esencial en las empresas
julio 10, 2017
Mostrar todo

Cómo pasar ‘del dicho al hecho’

vision_lograr_metas_lvc

Si alguna vez has sentido que es momento de lograr tus metas y hacer cambios importantes en tu vida, pero no te has atrevido a hacerlos, tal vez vale la pena que te preguntes si realmente ¿vives tu vida a plenitud o simplemente sobrevives a ella?

Un día cualquiera entre semana, nos levantamos a las 6:00 de la mañana, nos bañamos, nos vestimos y desayunamos lo mismo de todos los días pues el tiempo no es suficiente para hacer un plato especial. Salimos rumbo al trabajo, tomamos la misma ruta que ya sabemos que puede estar menos congestionada que las otras y llegamos en promedio a la misma hora de siempre. Esto es un ciclo continuo de miles de personas que pocas veces se toman el tiempo de hacer un alto en el camino, evaluar su día y decidir sobre las pequeñas y las grandes cosas que los impactan.

Vivir la vida en piloto automático

La vida debe ser mucho más que un cúmulo de las mismas experiencias en las que sin pensar muy bien por qué suceden, simplemente sentimos que eso era lo que debía pasar. ¿Cuántas veces nos hemos prometido empezar la dieta, ir al gimnasio, buscar un nuevo empleo o incluso hacer algo con la relación sentimental que tenemos actualmente? Estas promesas han quedado en el olvido porque no solo se trata de tener fuerza de voluntad, si no de tener unas metas definidas y de entender la fuerza que tiene nuestra palabra y lo valiosa que es.

Constantemente, por la comodidad que nos generan las rutinas, permitimos que el “piloto automático” sea quien tome todas las decisiones de nuestra vida y como está acostumbrado a buscar los mismos resultados, pues para esto, debe actuar de la misma manera y nos lleva a dejar de disfrutar de las cosas que conscientemente dijimos de queríamos.

Esto no quiere decir que debamos analizar cada una de las decisiones que tomamos, pues la generación de hábitos permite que nuestro cerebro descanse al no tener que pensar en tareas cotidianas como ¿cuál es la forma correcta de lavarnos los dientes? o ¿cómo debemos vestirnos? pero si permitimos que cada día de nuestra vida sea el resultado de este tipo de acciones inconscientes, nunca lograremos obtener resultados diferentes. Como dice la frase célebre: “Locura es hacer lo mismo una y otra vez esperando obtener resultados diferentes”.

Valorar mi palabra: el camino para lograr mis metas personales

Para conseguir esas metas personales, es indispensable que tengamos proyectado un plan. Para esto, debemos detenernos un momento a hacer un diagnóstico de nuestra vida, a observarnos, y así poder definir en qué áreas debemos trabajar con prioridad para comenzar a ver los cambios que queremos. Luego de hacer ese diagnóstico interno, viene una segunda etapa que es la generación de acuerdos inamovibles que nos permitan llegar a la etapa final en donde tomamos acción y vemos cómo se materializan nuestras metas.

Plantearnos metas personales permite que tengamos más claridad en las acciones que debemos tener, despertándonos un mayor compromiso y una motivación más clara que nos mantenga en el camino. Es importante resaltar que todas nuestras metas deben construirse con objetivos específicos, medibles, alcanzables y con un tiempo establecido para su logro. Al conseguir nuestras metas podremos experimentar una sensación de satisfacción, y a largo plazo, ser más felices. (Te puede interesar: La felicidad en el trabajo: un activo esencial en las empresas)

Jugar en la vida a ganar-ganar

Cuando seamos conscientes del valor que tiene nuestra palabra para nosotros mismos, podemos comprometernos con metas más ambiciosas que involucren a las personas a nuestro alrededor. Se trata de una interacción cooperativa que esté enfocada en un juego de ganar-ganar. Con esta visión de mundo vamos a construir un camino de éxito colectivo en donde se establezcan acuerdos que beneficien a la mayoría de las partes. Ganar individualmente nunca va a permitir obtener el logro de objetivos colectivos que son los que dan lugar a grandes cambios en el mundo.

¿Cuál es el paso a seguir?

Hoy queremos hacerte una invitación a que revises tu día, y porque no, tu vida, apagues el piloto automático que se encendió cuando compramos la idea que existía una forma “correcta” de vivir la vida. En Líderes Visión Colombia desarrollamos el Taller básico en el que propiciamos un espacio para que puedas hacer ese alto en el camino y te des el permiso de evaluar tu vida. Podrás dar ese paso que permita finalmente pasar del dicho al hecho, honres tu palabra y cumplas todas las promesas que te hiciste y hasta hoy no has cumplido.

Si te identificas con esta información, comunícate con nosotros en Bogotá llamando al 6201833 o déjanos aquí tus datos para enterarte de nuevas formas de potenciar tu vida.

Comparte esta información: