¿Qué es el coaching y cuáles son sus clasificaciones?

la felicidad en el trabajo-taller-corporativo-felicidad-laboral
La felicidad en el trabajo: un activo esencial en las empresas
julio 10, 2017
Formulario-LVC-talleres de liderazgo basico y avanzado y jovenes
Formularios Talleres de liderazgo
agosto 24, 2017
Mostrar todo

¿Qué es el coaching y cuáles son sus clasificaciones?

coaching-liderazgo-puzzel-LVC

El coaching es un término que se populariza cada vez más por motivos realmente diversos: desde la publicación constante de libros por parte de autores especializados en el tema hasta los talleres que a diario van ganando terreno por transformar la vida de quienes participan en ellos. Sin embargo, aún existe confusión a la hora de hablar de coaching y sus diferentes clasificaciones, muchas de ellas propuestas para poder dirigir mejor cada uno de los entrenamientos a los que puede acceder una persona o un grupo según las necesidades que presenten.

En primer lugar, es clave iniciar con la pregunta más importante de todas: ¿qué significa coaching o de dónde viene el término? Autores como Montse Sans Zapata, coordinadora académica de la Escuela Europea de Coaching en la Comunidad Valenciana, han situado el nacimiento del concepto como lo entendemos hoy finalizando la década de los años 70, cuando en Estados Unidos tenían el objetivo de aumentar el rendimiento de los deportistas.

De hecho, sería un libro puntual en la materia, El juego interior del tenis, de Timothy Gallwey, el que establecería algunas de las bases de lo que hoy entendemos como coaching y que podríamos llegar a definir como un proceso en el que, mediante el acompañamiento, se llega al cumplimiento de unas metas o al desarrollo de algunas habilidades específicas en una persona (coachee) o un grupo de personas.

Como no se trata de una definición excluyente, también debemos aclarar que algunos acercamientos al término coaching tienen en cuenta la relación entre el entrenador (coach) y quien está en entrenamiento. Es el caso de la International Coach Federation, que entiende el término como una sociedad con los usuarios bajo un proceso estimulante y creativo que los inspire a maximizar el potencial personal y profesional, clave en un entorno tan complejo como el que enfrentamos actualmente.

También de esa relación habla la Escuela Europea de Coaching que define el término como el “arte de hacer preguntas para ayudar a otras personas, a través del aprendizaje, en la exploración y el descubrimiento de nuevas creencias que tienen como resultado el logro de sus objetivos”.

En el acompañamiento que hacen los entrenadores a las personas para que sean ellas quienes adquieran las capacidades y competencias que los lleven al cumplimiento de los objetivos, existe un compromiso por parte del coach en el que se diseña un plan de acción personalizado con actividades y mejoras muy concretas según las necesidades del coachee o individuo. Resulta entonces clave que se establezca una relación basada en la confianza, así el encargado del coach conocerá en profundidad los aspectos que deben trabajarse y la relación del individuo con el entorno en el campo a trabajar: laboral, profesional, de relaciones interpersonales, etc.

Los tipos de coaching

Más allá del proceso que pueda plantearse entre el entrenador y el individuo, todas las definiciones del término sugieren que el coaching es una herramienta que permite llevar a las personas a otro nivel en diferentes campos de la vida: desde el deportivo, como se hizo famoso, hasta el profesional, familiar y un ámbito mucho más íntimo. De hecho, esa es una de las clasificaciones más comunes de coaching, aquella que hace referencia justamente a qué aspectos de la vida el individuo está apuntando la adquisición de habilidades o tiene ciertos objetivos definidos que piensa alcanzar mediante el entrenamiento.

Otra clasificación de coaching está relacionada con la cantidad de individuos y la forma en la que los entrenadores abordan las sesiones. Se habla, por ejemplo, de coaching personal cuando es solo un individuo quien hace el proceso con el coach, persiguiendo un objetivo muy propio de misión o proyecto de vida, por ejemplo; de coaching grupal cuando son varias personas guiadas con un mismo objetivo, como es el caso de los talleres empresariales, por ejemplo; o de coaching colectivo cuando, sin importar si el objetivo es igual o si las personas se conocen entre ellas, hay un entrenamiento de varios individuos que comparten un interés, como el liderazgo.

Una clasificación más tiene que ver con la metodología del coaching. Así como no hay una única definición, tampoco existe un camino exclusivo para abordar los entrenamientos personales. Piénsalo de esta manera: un ciclista puede encontrar tantas maneras como entrenadores para potenciar al máximo sus habilidades deportivas. Unas serán más comunes que otras, pero solo él entenderá cuál es la que más se adapta a lo que necesita, si entrenarse para el Giro de Italia o para recorrer de manera más profesional los caminos de los alrededores de Bogotá.

Así surgen entonces las categorías de coaching como el sistémico, que entiende a la persona como un sistema y la relaciona con un entorno; el coercitivo, que utiliza técnicas de alto impacto; el coaching con inteligencia emocional, centrado en el autoconocimiento y el manejo de las emociones; aquel que utiliza la programación neurolingüística (PNL); y el cognitivo, basado en la transmisión de conocimientos entrenando funciones como la memoria, el aprendizaje y el pensamiento.

Una categoría clave de coaching es el ontológico, clasificado como los anteriores por la metodología que utiliza y que tiene una gran popularidad porque se trata de un proceso basado en herramientas del lenguaje y la expresión personales que, mediante el desarrollo de habilidades y el trabajo de la persona en diferentes ámbitos, logra transformaciones en la vida del individuo.

También existe el coaching organizacional. Se trata de una forma de abordar el entrenamiento para que las empresas puedan alcanzar sus metas facilitando a los empleados herramientas de trabajo que desarrollen sus competencias, tanto individuales como colectivas. Allí se trabajan temas puntuales como el manejo del tiempo, las relaciones entre compañeros de oficina y el trabajo en equipo; así como la toma de decisiones y el liderazgo en los altos ejecutivos.

Coaching para el liderazgo

Uno de los temas que más se trabajan en las sesiones de coaching es el de liderazgo y trabajo en equipo, pues así es posible no solo guiar la vida de cada persona sino influir en su entorno y alcanzar los diferentes objetivos propuestos. En Líderes Visión Colombia contamos con expertos en los temas que desarrollamos y un taller especial de Coaching para el liderazgo que aborda diferentes ciencias: psicología, física cuántica, psiconeuroinmunología, epigenética, programación neurolingüística y neurociencias.

Cuando una persona adquiere la capacidad de desarrollar autoconciencia y autocontrol, tiene claridad sobre su visión de futuro y alinea sus deseos conscientes con sus programaciones inconscientes. De ese desarrollo justamente trata el taller de Coaching para el liderazgo, en el que redescubrirás las posibilidades de tu ser y reprogramarás a tu voluntad el destino que elijas.

¿Te gustaría saber más sobre cómo el coaching puede contribuir al desarrollo de tus habilidades y al logro tus objetivos? Déjanos aquí tus datos o llámanos al 6201833 en Bogotá.

Comparte esta información: